Un Palo de Limón y nada: Una campaña publicitaria de éxito

Seguro que tú también has comentado el anuncio de Limón y Nada de "un palooo" y sus demás juguetes. Es normal ya que es uno de los últimos éxitos publicitarios.

Y es que no hace falta elaborar un anuncio publicitario con grandes medios o con grandes efectos especiales, más bien se trata de ser creativo y ser capaz de meterte en la mente del público objetivo, ese que se sentirá identificado con el anuncio.

Esta obra maestra viene de la mano de la agencia publicitaria Saatchi & Saatchi y seguramente de aquí en adelante van a conseguir muchos más contratos en España gracias al éxito de la campaña creada para Limón y Nada. Recordando los juguetes antiguos con los que todos nos hemos divertido y hemos jugado alguna vez, la empresa creo hasta un concurso para poder conseguir "un palo", "una piedra" y "una caja", ¿puede haber algo más sencillo y barato para promocionar tu empresa?

Con el eslogan de "La vuelta a lo sencillo" la empresa ha querido crear conciencia de marca ya que, si te das cuenta, en ningún momento hablan del sabor o las propiedades de la bebida, simplemente han conseguido que una oleada de personas recuerden su anuncio gracias a este niño que promete ser un gran actor en su futuro. Tal ha sido el impacto que ya podemos ver parodias creadas con este anuncio con la cara de Rajoy y demás personajes. Por si no eres de este planeta y no has visto todavía el vídeo, aquí te dejo el que mayor impacto ha causado en internet, el famoso anuncio de "un palo" de Limón y Nada.



Ahora quiero que pienses, ¿por qué cerrarse a la idea de un anuncio que venda tu producto, del cual probablemente nadie recuerde nada, cuando puedes crear un impacto viral tan grande como este? Piensa bien quién es el encargado de llevar la publicidad de tu empresa y si estás invirtiendo bien ese dinero ya que, probablemente, ese dinero no te esté generando ventas reales y si lo invirtieras en una publicidad más creativa e impactante, la respuesta del cliente potencial puede multiplicarse por cien.